lunes, enero 17, 2005

Sobre el último pleno de 2004

Esta semana vamos a pubicar una crónica dividida en cuatro entregas que nos ha enviado Carlos Estellés dedicada al ultimo pleno de 2004
"La junta de gobierno
: Salvador Cantó demostró que, usando las actas, en las Juntas de Gobierno no ha asistido el Concejal de Seguridad al menos desde el 13 de octubre. Me refiero a Pedro Gómez García, o el de Sergán, como gusten los lectores. ¿Dónde estaba Pedro? En estas reuniones se toman las decisiones más importantes que gobiernan a los mureros, es donde se cuece todo el tejemaneje de la gestión del pueblo ¿Por qué, ante la oleada de atracos y hurtos que llevamos sufriendo, no asiste a las juntas desde hace casi tres meses, como mínimo?

Sencillamente no existe respuesta válida, así se dejó entrever en sus declaraciones durante el último pleno (17 dic. 2004). No respondió absolutamente nada coherente. Sus compañeros salieron en su ayuda desesperados, entiéndase el Alcalde y Manolito Gafotas, y aportaron que en esas Juntas solamente pueden acudir 5 concejales y uno como invitado, por lo que, según ellos, no pueden asistir los ocho que forman el gobierno de Muro. Pero este argumento no soluciona nada, yo me sigo preguntado lo mismo ¿Por qué no ha acudido a las Juntas de Gobierno como invitado? Doy por sentado que él no forma parte de los cinco elegidos ¿Por qué?

Su Concejalía es, sin ninguna duda, una de las más influyentes en la población murera, estamos hablando de nuestra seguridad, de la de nuestros hijos, nietos, abuelos, hablamos de la tranquilidad de toda la población. ¿Por qué no es él uno de los concejales fijos en la Junta de Gobierno? Muy fácil respuesta, porque él no toma decisiones, porque él no es el verdadero gestor de esa concejalía, porque él recibe órdenes de su jefe, quien es el que realmente manda y decide en cuestiones de Seguridad en Muro, lo que deja mucho que desear. Pedro Gómez es simplemente una marioneta más del teatrillo que se ha montado Rafael Climent en el consistorio, o si no, díganme por qué los concejales cobran 300 euros al mes y el director de orquesta 3300. Así de claro.

Otra respuesta válida al misterio de la ausencia de Pedro Gómez en la Junta es, lamentablemente, que no se han tomado lo suficientemente en serio el problema, no ha entrado en el orden del día. Y por tanto, desde el 13 de octubre, por lo menos, los bloqueros no han tomado decisiones drásticas y eficaces. Y Digo yo, si Pedro Gómez no forma parte de la Junta de Gobierno, si no acude como invitado cuando su compromiso es ahora imprescindible, (si es que hace algo), si el alcalde gestiona todo por él, si él no toma decisiones, ¿Para qué narices queremos a Pedro Gómez? ¿Para qué?

Porque señores, de todo lo que se decide en esa Junta existen actas que confirman que no ha estado presente en ninguna. Si durante esta época de robos alarmantes, que acaban de empezar, no consta su participación activa en las decisiones de la alcaldía, ¿Es necesario que siga ahí? Repito ¿Para qué? O mejor ¿Por qué, si todo su trabajo lo hace el Alcalde?"